Cuidar la piel de mamá

Mamá compañera de la vida o mamá progenitora ha luchado mucho y los años han llegado con los sueños cumplidos y los que quedan por cumplir. Su piel ha cambiado porque el paso del tiempo tiene sus crueldades y es bueno tener en cuenta las cremas, los ungüentos y los sueros rejuvenecedores y protectores que la industria coloca en los comercios actualmente. Vamos a ayudarla a quitarse esas manchas en la cara que le vienen preocupando pero nunca tiene tiempo porque te está atendiendo. Hagamos que desaparezcan las patas de gallina para que su autoestima suba.

Lo que más le preocupa a mamá es esa piel de la cara porque es su carta de presentación en público, donde exhibe su sonrisa a los clientes y a ti mismo, por supuesto. Siendo esta la parte más expuesta y desprotegida es la primera en reflejar el paso del tiempo. Afortunadamente esto, en la actualidad, tiene solución y no se trata de cosméticos para tapar las arrugas y manchas sino de verdaderas transformaciones que los emprendedores te han traído desde sus laboratorios basado en los conocimientos de la bioquímica y las ciencias del rejuvenecimiento.

Los principales contenidos que tienen estos productos son las vitaminas, entre ellas la C y los antioxidantes, como el ácido hialurónico, entre otros. Además de la cara se pueden usar en las manos, otra de las partes que se adelantan en el envejecimiento al resto de la piel. Son productos que además se han purificado quitándose aquellas sustancias que pueden ser irritantes como los parabenos. 

Cuando observamos que estas partes del cuerpo que están más expuestas a los rayos solares, y en el caso de las manos a los productos oxidantes de limpieza, son las primeras en envejecer podemos concluir que la mayoría de las madres son más jóvenes de lo que aparentan. No es el tiempo lo que reflejan solamente sino el sacrificio que han hecho por sus esposos e hijos.

Categorías