Psicología básica para emprendedores

Después de graduarme de una licenciatura de cinco años de duración para la educación en las especialidades de psicología concluí dos juicios que todavía mantengo: en primer lugar, sólo había dado un pequeño paso dentro de la cantidad de conocimientos acumulados que se pueden considerar en esta ciencia, a pesar de que es una de las más recientes en separarse de la filosofía. En segundo lugar, la gente que no ha estudiado esta ciencia tiene conceptos muy erróneos acerca de cual es su contenido.

Tiempo ha pasado y a pesar de todos los posgrados y maestrías sigo considerándome un ignorante en la materia y cada vez estoy más convencido de que el vulgo no tiene un concepto claro de qué es y para qué sirve esta ciencia. Sin embargo, estoy muy convencido de que los rudimentos básicos de la disciplina de la psiquis son muy importantes para aclarar el camino de un emprendedor al planificar la empresa que quiere tener.

Las limitaciones de un curso básico no te harán psicólogo, pero te darán seguridad al escoger ciertos elementos porque al fin y al cabo tu meta es la de influir en otros seres humanos, aunque tu emprendimiento se vaya a desarrollar en el planeta Marte.

Como en cualquier otro curso dado en esta universidad debes recordar que este no es un recetario y mucho menos una guía metodológica. Te brindaremos principio y leyes generales de los fenómenos psíquicos que te servirán de base orientadora de la acción de programar y proyectar teniendo en cuenta a las personas que van dirigidas y no a los caprichos, preferencias o creencias a priori.

Si es la primera vez que vas a enfrentar un curso de psicología te adelantamos que esto se trata de ciencia y no espere asuntos míticos o mágicos en las conferencias. Sin embargo, si te aprendes lo mejor posible todo lo que te vamos a enseñar pasado un tiempo de esforzarte por aplicarlo aflorarán como parte de tu propia vida espiritual y de algún modo casi automático empezarás a hacer las cosas de tu empresa mejor.