Trajes de baño

11.07.2021

El traje de baño recibe muchos nombres en español según países y regiones donde hablamos esta lengua. En Cuba se le llama trusa cuando son de una sola pieza para las mujeres y bikinis si son de dos piezas. Cuando el de dos piezas es de tamaño reducido se le llama hilo dental.

Para España es simplemente el bañador y en Guatemala traje de baño mientras que en Colombia y Panamá se habla vestido de baño y si vamos a Argentina, Paraguay y Uruguay diríamos malla.

La evolución del traje de baño ha sido rápida y en menos de 150 años ha pasado de seis piezas a dos y a veces solamente una. Pudiéramos decir que su uso y evolución ha coincidido con el crecimiento de la costumbre del baño social en las payas y los ríos porque realmente en siglos anteriores era un acto escaso y de personas individuales. No era común ver a un grupo de jóvenes proponerse la meta de ir a la playa el fin de semana y muchos menos coincidir con miles de gente en ese lugar.

La moda del bikini fue impuesta en los sesenta y resultó muy atrevida y revolucionaria.

La evolución de bikini

Asombrosamente después de ver muchas figuras de finales del siglo XIX y principio del veinte con trajes de baño que cubrían todo el cuerpo como cualquier otra vestimenta hemos observado un mosaico romano de los viejos tiempos con mujeres vestidas idénticamente a nuestras muchachas de hoy cuando están en las playas. Pero no culpen a los latinos pues la costumbre fue tomada de los griegos cuando las mujeres participaban de las competiciones deportivas y tapaban mínimamente con una pieza las mamas y con otra el pubis.

Sin embargo, cuando el ingeniero francés devenido en modisto Louis Reard "inventó" el bikini allá por el año 1946 no encontró modelo que se prestara para usar tal pieza por temor a criticas negativas basadas en las valoraciones de pudor de la época y recorrió a una stripper profesional y anunció que el desfile previsto para el 5 de julio de 1946 iba a ser una bomba más potente que la que, cinco días antes, el Gobierno de Estados Unidos había detonado en el atolón de Bikini. De ahí el nombre.

Los bikinis tienen la ventaja de exponer una mayor cantidad de piel a los rayos solares y dan lugar a un bronceado más general. Actualmente ya existen los trajes que dejan pasar los rayos ultravioletas de la luz solar y dan lugar que el broceado sea totalmente parejo.

Los bikinis tuvieron que esperar hasta la década del sesenta para ser una moda mundialmente reconocida y generalizada. Actualmente se han atrevido a llegar hasta uno tan escaso de tamaño y tan atrevido que se llaman hilo dental, aunque ya habían pasado por la tanga que es un intermedio entre este y el clásico.

Además de su uso natural en las playas los trajes de baño no faltan en los desfiles de belleza.

Refencias 

Libros relacionados con el tema en Amazon