Porque es posible la existencia de Dios

03.05.2021

Imagínense ustedes que este desarrollador de web sólo tiene el fin de semana para hacer esta tarea y que de momento se le ocurra escribir sobre la posibilidad de la existencia de Dios. Es un tema apasionante y de verdad quiero tomarlo a pesar de mis limitaciones.

Querido lector, no soy yo la persona más preparada desde el punto de vista de los estudios para dar respuesta a uno de los problemas mas importantes de la filosofía, sin embargo, como un humano más pienso y vuelvo a pensar constantemente y tengo para mí respuestas que hoy decido hacerlas públicas. Por favor, perdónenme que no tenga los altos vuelos intelectuales de los filósofos consagrados o de los científicos que investigan los secretos de la materia.

El campo donde me desarrollé por muchos años como intelectual no necesariamente se dedicaba a estos menesteres, sin embargo, recibí cierta filosofía dirigida a hacernos pensar que la materia era eterna, indestructible y que sus movimientos eran los causantes de la existencia de nuevos modos de comportarse incluyendo el surgimiento de la vida y por si fuera poco el desarrollo del cerebro como la más alta organización de lo existente.

El problema para resolver y por tanto fundamental de la filosofía materialista según los manuales era determinar quien era primero, el ser o el pensar. Por supuesto, los propios autores que seguían a destacados filósofos materialistas lo resolvían de tal manera que lo primero en existir fue lo material, que es el "ser". 

Mi rendimiento académico en filosofía materialista y dialéctica estuvo mejor que algunas otras asignaturas que eran más importantes para mi salida laboral, quizás se debía a que el mismo problema fundamental al que ellos se referían era muy importante para mí y todas las conferencias las rumiaba después, pero poniendo en duda la solución materialista. En ocasiones hasta podía dudar si era la mejor manera de enunciar dicho cuestionamiento filosófico. Por supuesto, al rendir examen respondía de acuerdo con lo que los profesores querían que dijera.

Aunque ahora por fe creo en la existencia de un ser supremo no se trata de eso este escrito del día de hoy. Esto lo digo porque la fe es personal, pero desde puntos de vista doctrinales y lo filosófico debe ser siempre independiente como proceso para la toma de conciencia.

Me gustaría escribir algo así como "las enes tesis sobre la existencia de Dios" pero esto no es un tratado y ni tan siquiera un artículo profesional sino "las reflexiones de un bloguero de manera aprisa y sin mucha responsabilidad intelectual". Después de esto vamos a ver qué realmente pienso del asunto para llegar a un porqué.

¿Para concluir en que Dios existe es importante resolver el problema filosófico fundamental que se plantea la filosofía materialista dialéctica?

Aclaremos algunas cosas previas: cuando los filósofos materialistas dicen que primero es el ser y después el pensar dicha conclusión contiene que como la materia fue primero la existencia de Dios es absolutamente imposible. La filosofía materialista a la que me refiero, o sea, la marxista y dialéctica, resolvía que la materia es todo y es eterna y que la conciencia es un producto de la organización de la materia como parte de su evolución. También debemos tener en cuenta que para este partido filosófico se trata de todo lo que existe pero se encargan de aclarar que la conciencia no lo es, sino reflejo de esta, o sea, el cerebro ve la realidad y la recrea; dicho de otro modo, un producto.

Cuando estos filósofos empezaron no se conocían las teorías de la física cuántica y cuando cerraron sus puntos de vista en manuales el concepto de materia estaba muy limitado todavía a la sustancia, las ondas electromagnéticas y gravitacionales y las teorías emergentes las veían como cosas de los pensadores capitalistas debido a que todo estaba de alguna manera mezclado con la política y se necesitaba una identidad filosófica del área socialista, de manera que lo que pensaban los filósofos partidarios de esta solución (a veces honestos) pasaba a ser parte del adoctrinamiento colectivo.

Esta filosofía que reclama que es ciencia (lo más absurdo que puedo reconocer en ella) y que la conciencia sólo puede existir en el hombre como portador de la materia más altamente organizada y que refleja al universo lo aprovecha con fines políticos (al ser oficial de cierto sistema en el poder) Entonces toda manifestación religiosa es parte de la ignorancia de las masas, una manera de las clases dominantes de mantener su hegemonía en el capitalismo y de toda manera es parte de la manifestación de la enajenación colectiva. Como pueden ver estamos frente al asesinato de la cultura.

Sin embargo, estas conclusiones sólo pueden ser para un limitado concepto de materia que en el sigo XXI es mucho más amplio dado las más atrevidas teorías del espacio tiempo y de la diversidad material. Y no digo la anti materia, sino lo que hay en la transición de una partícula a otra y las conversiones de unos tipos a otras desconocidas como si desaparecieran.

Por otra parte, el postulado de que la materia es primero y la conciencia después siendo el cerebro un producto evolutivo para crear conciencia queda en duda razonable de que no pueda haber conciencia diferente e incluso superior en un universo del cual cada vez la ciencia demuestra su enorme tamaño y el surgimiento de nuevos e inexplicable problemas y fenómenos en Galaxias a las que nunca habíamos abordado.

Tampoco se explica por razonamientos lógicos que Dios no pueda ser un ente material superior que sea como nuestra materia más conocida la sustancia, o esté formado por energías, ondas u otra de las manifestaciones materiales que apenas comenzamos a reconocer.

Lo que quiero decir es que para resolver el problema de si Dios existe o no existe el que la materia es primero y la conciencia es después queda obsoleto actualmente con el reconocimiento de que hay muchas más formas de la materia desconocidas que las que se conocen con exactitud. Por otra parte, la solución materialista de la filosofía marxista contiene el contradictorio asunto de imaginarse cómo debe ser Dios lo cual es ya una anti premisa para sus conclusiones.

Por supuesto, siempre que hablamos de Dios en los términos de esta filosofía estaremos reconociendo de que de alguna manera es conciencia, o sea, el ser supremo piensa con cierta libertad o albedrío y no es la manifestación ciega de leyes alcanzables de explicar progresivamente por la Física. Sin embargo, ara ellos la capacidad de razonar, resolver problemas y tomar decisiones libres queda limitado a la materia altamente organizada que alcanza su mayor nivel en el enigmático cerebro humano.

Las cosas que somos si no existe Dios

Si Dios como conciencia (o muchos dioses) no existe entonces somos necesariamente un producto del desarrollo de la materia de lo cual devienen varios problemas:

Dado que tenemos conciencia seríamos un programa porque la materia está sujeta a leyes físicas intransigentes y como tales de cumplimiento inequívoco. De tal manera no somos libres ni tomamos determinaciones realmente conscientes y nuestras decisiones son sólo una ilusión y la historia de la humanidad es tal cual un rollo o casete; en fin, somos autómatas dentro de un programa.

¿Por qué la naturaleza física debería crear la vida y dentro de ella al hombre y a su cerebro? ¿Si esta naturaleza está sujeta a leyes monótonas y de carácter programado sin la conciencia para qué creó a un conquistador o a un espejo de sí misma? El hecho es que hasta que surgimos nosotros u otros posibles seres vivos pensantes en el Universo no existía la conciencia y tampoco la libertad o albedrío de acuerdo con el marxismo.

El concepto de Dios, por lo menos en el mundo occidental cristiano, representa o contiene cierta libertad creativa; de este modo somos como dioses y hasta en los textos antiguos se reconoce que somos a su imagen y semejanza. La única diferencia está en la superioridad que incluye temas como la omnipresencia y la eternidad. Nosotros desafiamos a las leyes físicas y en eso tenían razón los marxistas materialistas, pero en su contexto filosófico se quedaron en el dogma en este asunto y si lo asumieron era sólo para impregnar en su doctrina un poco de optimismo filosófico que necesitaban para su política del triunfo de su sistema político a pesar de lo natural.

Es de decir que al llevar a la filosofía materialista marxista al campo doctrinario político tuvieron la necesidad de crear al materialismo histórico donde presentan al hombre dentro del programa de la historia desprovisto de cualquier libertad humana de tomas de decisiones. El hombre no es sujeto de los acontecimientos sociales y político sino un objeto de leyes que existen, aunque no exista Dios. Luego entonces, caen otra vez en su propia contradicción donde la conciencia histórica social del ser humano vuelve a ser de carácter automático. Y yo pregunto: ¿por qué entonces promovían la revolución social? Si los cambios sociales están sujetos a leyes ciegas bastaría con esperar a que sucedieran.

Basados en los cambios cuantitativos para el salto cualitativo cuya ley robaron a otros filósofos (y que realmente era muy creativa para la interpretación de la naturaleza) somos el producto de una acumulación de cantidades que dio lugar a algo nuevo. Esto ya conspira contra el sentido común porque de la sustancia a la vida no hay ninguna acumulación y es muy complicado fisiológicamente un ser vivo. Tendrían que darse millones de billones de acumulaciones cuantitativas para dar el salto y llegar a una simple célula.

Si existimos nosotros por qué no debería existir Dios.

Hay que reconocer que existimos (para lo cual la ciencia y la filosofía no son necesarias) y al mismo tiempo negar la existencia de Dios es proyectarnos como lo más grande del mundo conocido. Ante lo infinito del Universo es como darnos el privilegio y deificarnos a nosotros mismos. Me parece demasiado homo céntrico, una real charlatanería con el actual desarrollo de la ciencia, por lo qe considero que es mejor declarar la duda razonable del agnosticismo que creernos la última coca cola en el desierto.

Si queremos hacer una filosofía que se parezca a la ciencia debemos reconocer la ignorancia científica que subyace en la Física y la Cosmología. Tenemos que reconocer también que varias teorías que se adentran actualmente (y de manera elegante) en la explicación del mundo siguen siendo filosofías, porque eso es cualquier postulado teórico hasta que se compruebe o se desapruebe por la experiencia o el experimento.

Mientras la ignorancia sea mayor que el conocimiento la hipótesis de la existencia de Dios no es descabellada y todavía menos si reconocemos al ente humano con libre albedrío y no como máquinas parlantes o bípedos implumes. Somos grandes y libres y puede existir un ser como nosotros, pero superior cualitativamente.

Hola, soy Nelson Estévez, el desarrollador de este proyecto. Les cuentos las cosas tal y como sucedieron, mis emociones, viajes, encuentros y desencuentros. Pretendo que sea un blog ameno y cumpla su objetivo de comunicar cosas estéticamente positivas.

El proyecto Imperio Xnaty no es para mí sino para ayudar a muchos. Si te gustara unirte ayudando a los que más lo necesitan en los países del sur te invito a valorar hacer una donación haciendo clic en esta estrella: