La sagrada tribu está de fiesta y los indios bailan (episodio 32)

25.01.2021

Cuando llegaron al poblado capital el areito había comenzado, resonando los tambores a todo cuero, mientras meneaban graciosamente las caderas los hombres y mujeres cuyos corazones rebozaban de alegría. Pedro y Luz se presentaron y los tamborileros vinieron hacia ellos danzando y tocando como bienvenida, le hicieron un ruedo y ellos empezaron a bailar también. El pueblo bailaba en ruedos más grande por fuera de los tamborileros. La alegría los colmó también. Así estuvieron hasta que los músicos empezaron a abrirse y a avanzar por el gran público y las gentes a disfrutar de aquella fuerte música que penetraba en sus cuerpos y los estremecía.

La tarima que se había hecho para la especie de concurso de belleza y pureza donde Luz del Este salió triunfante todavía estaba allí y desde arriba el padre Porfirio dominaba todo el escenario y estaba orgulloso de su pueblo que era alegre, respetuoso y trabajador. El cura habló con su ayudante de turno y fueron a buscar al apóstol Pedro y a Luz y al llegar los tamborileros callaron. Subió a la tarima un hombre con un laúd hecho con una güira gigante y comenzó a cantar las más bellas canciones de amor que jamás se han oído en la selva. Su voz melodiosa enternecía a muchos corazones en aquella plaza, acentuado esto porque conocían el motivo por el cual el artista había sido invitado.

Luego del concierto el apóstol Pedro se reunió arriba con el padre Porfirio quien tenía muchos deseos de oír a su discípulo favorito.

-Dime hijo las nuevas que me trae hoy.

-El arcángel pidió en matrimonio a Luz y la nombró bella, quiere decir que le gustó mucho.

- Ya lo esperaba -dijo el cura-, esa joven es muy linda y más pura que el agua de nuestro arroyuelo.

-Pidió también que Angélica María y yo nos fuéramos con él para fundar una nueva tribu donde él está.

-No estaba en mis planes pero ¿quién soy yo para contradecir a un ángel?

-Padre ya sabe que yo amo a mi pueblo pero él me ha hecho una invitación que mucho quisieran tener. Le dije que sí.

-Hiciste lo correcto -dijo el padre con determinación.

-Dice el ángel que no sabe dónde está el Mesías pero que lo buscaría con Luz del Este dondequiera que esté.

-El Mesías es superior a él por tanto no tiene por qué hacerle saber doquiera que esté. Si ustedes se van con él verán al Mesías primero que nosotros.

Era como las tres de la tarde y hacía un día claro y sin nubes cuando esta conversación sucedía. De momento se oyó el ruido del ángel por los cielos y los tamborileros tocaron con más furia y el pueblo se alborozó cargando a la doncella prometida. El águila se acercó y bajó lo suficiente, se inclinó hacia la derecha y un ramo de flores silvestre cayó de una mano que salió por ese lado. Luego se perdió en el horizonte. Quienes recogieron el ramo sabían que tenía una dueña y lo entregaron mientras los tamborileros tocaban ahora con arrebato. 

Me gustaría que leyera esta novela de amor y aventura que escribo para ti. He puesto todo mi amor y horas de dedicación pero acepto las criticas o agradezco cualquier otra opinión que puedas escribir en la caja de opiniones que se encuentra más abajo.

Mi nombre es Nelson Estévez y apoyo a este sitio web por eso te hago la invitación a que ayudes a subvencionar a este proyecto. Una manera de ayudar a recaudar los fondos para que Imperio Xnaty lo use para promover escritores jóvenes en los países del sur es haciendo una donación. Si te fuera posible haz clic en esta estrella:

Algunos lectores también visitaron las siguientes páginas