Cuidado del cabello


En el adulto hay alrededor de cinco millones de pelos en su cuerpo distribuido en la superficie corporal exceptuando las palmas de las manos, la planta de los pies, el ombligo y la superficie mucosa. Alrededor de un millón pertenecen a la cabeza de los cuales entre cien mil a ciento cincuenta mil corresponden al cuero cabelludo.

La lógica parece indicar que el pelo es un producto de la evolución para proteger la cabeza (y con ello al cerebro) del frío extremo y de los golpes. Otros pelos del cuerpo también tienen funciones específicas como las pestañas que regulan la cantidad de luz y polvo que puedan entrar en los ojos. Las cejas detienen el sudor para que no gotee en los órganos de la visión.

La cabellera ha sido objeto de cuidados para mantener o mejorar a belleza desde tiempos ancestrales y ha estado sujeta a patrones religiosos en muchas ocasiones. Hoy una gran industria se encarga de brindar los más diversos productos para embellecer o corregir los defectos relacionados con el cabello.

El cabello crece por igual en hombres y mujeres pero las costumbres han asignado a cada sexo determinado modo de llevar la cabellera y hacer sus cortes. En ocasiones las costumbres devienen de criterios religiosos. La moda a veces se rebela y aparecen nuevas propuestas estéticas de cómo llevar el pelo de la cabeza ya sea por los cortes y los afeitados o los peinados.

Dentro del montón de artefactos y herramientas que se han inventado para preparar el cabello se encuentran clips, horquillas, hebillas, broches con apliques, pines, gomitas, diademas, pasadores, peinetas, coleteros, cintas, bandas, pinzas, vinchas y extensiones capilares.

En la historia la cabellera masculina era siempre larga hasta épocas recientes. Los profetas de Israel solían llevarla muy largas y jamás la cortaban. En tiempos tan cercanos como la fundación de Estados Unidos podemos ver a los revolucionarios y primeros gobernantes llevar el cabello mucho más largo a como son las costumbres de ahora.

Muchos mitos y leyendas corren alrededor del cabello tanto en la antigüedad como ahora mismo. Se dice que el cortarse el cabello disminuye la capacidad intuitiva y que en la guerra de Viet Nam los exploradores de origen indio norteamericano reclamaron no cortarse el cabello para mantener alta su capacidad de descubrir al enemigo.

El cuidado de cabello

El cuidado de cabellera puede tener uno o varios de sus tres objetivos:

1. Aportar belleza a la persona mediante peinados y cortes tradicionales o de moda.

2. Proteger el cabello de las inclemencias, el viento o las enfermedades y el envejecimiento. Aquí hay que mencionar la caída del pelo del cuero cabelludo.

3. Reparar la cabellera dañada o enferma.

Para mantener la cabellera sana y hermosa pueden intervenir los médicos, cosmetólogos o los barberos y peluqueras especializados. En todas las grandes ciudades hay un amplio circuito de empresas que garantizan la belleza de esta parte corporal. Los productos de belleza especializados en la cabeza son abundantes y la industria crece día a día.

De la misma manera que según la intención estética usaremos el producto adecuado también debemos tener en cuenta el tipo de cabello y si se trata de una reparación o cura el adecuado diagnóstico del especialista.

Referencias

Wikipedia. Henkel. Consultado el 26/06/2021

Wikipedia. Pelo. Consultado el 26/06/2021

El aceite de argán sirve para ayudar a restaurar, mejorar y crecer el cabello. El hidratante natural ayudará a reparar el cabello seco, frágil y dañado por secado, y excesiva exposición al sol. Está orientado a todo tipo de cabello en su conjunto de champú y acondicionador: mujeres, hombres, liso o rizado.

Champú

27.06.2021

El champú es una especie de jabón líquido que se usa para la limpieza y cuidado del pelo o cabello, con ello se logra eliminar la acumulación no deseada de sebo para hacer el pelo más suave y manejable para el peinado o limpio para otros tratamientos.