Buscando al Mesías

 .

La novela escrita  por entregas online. Haz clic en las imágenes para ir a los episodios ¡Ten el privilegio de asistir al nacimiento de la obra! ¡Lee siguiendo los números consecutivos de los episodios! Si te tomas un descanso luego puedes comenzar por donde te quedaste ¡Lee ahora! 

Nota: por razones de las carácterísticas del sistema con el que estamos trabajando las miniaturas que aparecen no son las que hemos colocado intencionalmente. Pondremos las correctas en el mes de septiembre.

Pedro corrió desesperado a la colina donde había descendido aquello que parecía una tela blanca de la que algo colgaba. Un árbol detuvo la caída y el objeto irreconocible estaba al alcance de las manos. Era la segunda vez que desde las entrañas del ave caían aquellas sábanas con sus cargas, pero la primera el viento la llevó muy lejos...

Pánfilo y Jesús estaban frente a la casa gubernamental de Santa María del Puerto del Príncipe viendo a algunos niños, evidentemente nativos, que jugaban en una calle que bien pudiera confundirse con un lodazal si estuviera lloviendo. Dos no eran tan indios y en sus ojos podía verse el pecado original o que algún matrimonio interracial había llegado...

Pasada la noche el Jefe ordenó traer a Angelina a su choza y le dijo que sería la cocinera, explicándole que nadie podía irse hasta terminar el proyecto, que era peligroso salir fuera del perímetro de trabajo siendo un verdadero milagro que una mina no los reventara al entrar. Con el término de proyecto se referiría siempre a las plantaciones...

A pesar de su fe Pedro iba temeroso al encuentro con el misterio cuando se acercaba al árbol de la colina donde colgaba la cajita negra con una luciérnaga roja. Era temprano en la mañana y los ruidos de la selva cambiaban de tono como si hubiera un relevo de la variada vida en forma de múltiples alimañas. Las aves...

Pánfilo cuando se sentía solo de amores recordaba a su madre. Nunca se había casado a pesar de contar treinta y dos y de necesitar a una hembra casi todo el tiempo. Junto con la memoria tierna de su progenitora venía a su mente la historia de como su padre la conoció. Sabía bien de este encuentro por las tantas...

Angelina del Monte tenía una gran preocupación: cuál sería el destino de su hijo. Como mujer educada quiso darle la mejor instrucción a Gabriel. En la guerrilla pudo conseguir algunos libros y libretas y enseñó todo lo que pudo al niño. Cuando escapó el único documento que pudo traer fue una Biblia que había conseguido por contrabando.

El Proyecto, o aquel lugar sin nombre, era como una cárcel burlona para Ángel Gabriel Palomino del Monte. Alguien que nunca había conocido la libertad, nacido y crecido en la selva, prisionero de dos grupos, ahora solitario, solamente se sentía libre cuando alzaba vuelo en el avión. A pesar de haber jurado no ver más el video fue hasta la...

Aquella noche en víspera de su salida hacia la aldea india para tomarla en encomienda, después de disfrutar del canto de la lechuza, Jesús quedó profundamente dormido como lo hacen los que están en paz con este mundo y tienen su conciencia tranquila con Dios. Sería muy tarde cuando algún ruido lo despertó. Miró la hamaca de Pánfilo a la...

Un día el ayudante del piloto amaneció muerto. Solía suceder muy a menudo pues las fiebres acudían a cualquiera de los miembros del proyecto o a sus esclavos sin avisar. Al principio fue peor. Murieron cinco delincuentes en menos de un mes. Eran jóvenes fuertes y deportistas pero acostumbrados a la ciudad la selva era su peor enemigo.

La última jornada tomó todo el día y aunque el trillo indio era camino para personas las bestias andaban bien. A lo lejos divisaron el caserío y Jesús Almansa sintió que el corazón latía diferente al pensar que por primera vez iba a estar frente a frente a sus discípulos. Su mente estaba gozosa como un niño que sabe que...

La madre de Ángel compartía todos los planes y proyectos desde que era bien pequeño el niño. Sabía que el Jefe tenía un sistema de comunicación satelital con teléfono y computadora. Si en la clase de cocina descubría algo esa noche se lo contaba, como si presintiera la muerte y no quisiera que se perdieran sus descubrimientos. Su...

Hoy, después de seis meses de absoluta soledad Ángel se afanaba en abrir la computara grande y no se acordaba que la laptop existía. Ya conocía los pormenores de aquella casa y solamente le faltaba por saber qué había en la caja de hierro tan bien custodiada por un gran candado. La llave debió irse con el Jefe cuando todos...

Se afanaba en la esperanza de conseguir información para huir, o al menos, que Ángel Gabriel lo lograra. Buscaba los platos más importantes para darle las clases de cocina al canalla. Premeditaba cada paso e iba con paciencia penetrando su carácter e intereses. Un día, después de varias clases sobre la comida colombiana le dijo:

Fueron muy importantes las lecciones que la madre le dio a Ángel Gabriel. Cuando ya tuvo Internet estas se ampliaron al conocimiento del mundo. Ella le impartió clases de geografía de Colombia y después de todo el planeta. Como que la improvisada maestra tenía tanto trabajo le encomendaba largas tareas de estudio y el muchacho fue tomándole gusto y...

Con los instrumentos de trabajo que Pánfilo llevó Jesús Almansa cortó dos maderos a dura pena por sus pocas habilidades y ante la mirada atónita de chiquillos y adultos construyó una cruz y con un poco más de trabajo la clavó en el lugar más céntrico de este poblado. Comunicándose con señas hizo reunir a la tribu y le dijo:-Jesús...

Ese primer día evaluó su difícil tarea e hizo un plan. Tenía una gran Biblia en latín y lo que había que enseñar a sus discípulos era castellano cuya lengua conocía bien. Había sido monaguillo y luego un fiel colaborador de la parroquia de su pueblo. Los sacerdotes lo respetaban y esta Santa Escritura fue un regalo, casi un hurto,...

Ángel Gabriel había calculado cuanta gasolina le quedaba para seguir volando y aunque la cantidad gastada desde que se quedó solo no representaba ni un cuarto de la reserva era un punto a tener en cuenta pues tenía límites y se acabaría la libertad de sus vuelos. El avión funcionaba bien pero no podía precisar hasta cuando y todo...

Pánfilo por más vino que tomara y pocas letras que tuviera no dejaba de tener cierta inteligencia natural. Así que se levantó más temprano que Jesús y andando en los aparejos de sus cabalgaduras tomó un látigo que traía y lo escondió en un matorral cercano. Era mejor parecer que no tenía intención de hacer trabajar por la fuerza a...

Lo que fue el proyecto ahora era un conjunto de chozas perdidas en medio de la selva con un solo habitante que seguía viviendo en la cocina comedor apegado a los recuerdos de su madre, a pesar de tener numerosas casas a su disposición, entre ellas la del Jefe que por fuera era una simple vivienda rupestre, pero por dentro...

En el poblado capital de la tribu todo transcurría normalmente mientras los varones adultos iban temprano para las plantaciones, los niños para la escuela, donde ya Porfirio no daba clases, y las mujeres empezaban a hilar, tejer y hacer pulpas de frutas, cocinar y a atender las gallinas que estaban lejos del poblado donde un árbol servía de...

Jesús Almansa de Altamirano era hombre educado, fino y cortés pero de carácter emprendedor. En la península a pesar de su hidalguía y de sus buenas costumbres no había encontrado por donde desarrollar su ímpetu y más bien su carácter se diluyó en las diversas tareas familiares y sociales de su pequeño pueblo. En la iglesia fue siempre puntual y...

Había dejado pendiente la laptop que descubrió al dispararle al candado de la taquilla y por eso fue hasta la casa que había sido del Jefe. Hizo las conexiones como la madre le había dicho e intentando navegar todo estaba normal como en la computadora grande. Como otras veces un mundo desconocido estaba al otro lado de la red aunque...

Jesús salió con sus indios a ver los sembrados y un gran terreno mostraba troncos que habían sido quemados y tenía un yucal cuyas plantas eran muy hermosas. En realidad, él no sabía lo que era la mandioca hasta que llegó a la tribu. Uno de sus acompañantes haló una mata y de la tierra salieron aquellos grandes tubérculos que...

Según las tradiciones de la Sagrada Tribu del padre Almansa era la fecha de la llegada a tierra firme y era día de dar gracias a Dios. Así lo había anunciado el calendarista de la Iglesia que era el apóstol Santiago. Desde hacía tiempo la gente esperaba estos días porque los asentamientos se reunían en el poblado capital y había...