Andar los caminos

Imagínense ustedes que este desarrollador de web sólo tiene el fin de semana para hacer esta tarea y que de momento se le ocurra escribir sobre la posibilidad de la existencia de Dios. Es un tema apasionante y de verdad quiero tomarlo a pesar de mis limitaciones.

A veces tengo miedo y no me considero un cobarde y fue antenoche una de esas en que los pocos pelos de mi piel donde predominó lo asiático de mi herencia hablaron de lo que realmente es espeluznante. Hoy se lo cuento tal y como lo sentí.